Vístete para el trabajo que deseas, no para el que tienes

Vístete para el trabajo que deseas, no el que tienes. Así de lógico y sencillo es. Te decimos cómo lograrlo.