¿Cómo vender tus ideas al hablar en público?

Hablar en Público / Por David Navarro / Consultor de Imagen

En la vida y en los negocios existe una regla muy clara e inequívoca:
“Todos somos vendedores”.

Seamos conscientes de ello o no, siempre estamos vendiendo algo, ya sea nuestra persona o nuestras ideas. Algunas veces lo conseguimos, otras no. Pero ¿cómo lograr vender nuestras ideas a los demás con eficacia?

He aquí algunas recomendaciones con una serie de pasos que son utilizados por algunos expertos a nivel mundial en la materia. Sigue estos sencillos pasos y lograrás presentar tus ideas de manera lógica y persuasiva.

1) El primer paso es a su vez una recomendación que nunca deberás olvidar: “Una buena idea no vale ni un centavo a menos que se la puedas vender a otra persona”. Para que esto suceda el primero que debe estar convencido de tu idea eres tú mismo(a).

2) Toda idea es la solución a un problema o situación específica, por lo que el segundo paso es investigar las causas del problema y no tomar a la punta del iceberg como las causas de su origen. “Un problema bien planteado es un problema casi resuelto”.

3) Nunca plantees la solución que brinda tu idea atacando a alguien más o provocarás que te vean con pocos argumentos, conocimiento y dominio del asunto.

4) Siempre cuenta con información adicional que apoye a tu idea. Cuando presentamos una situación de manera clara las personas que lo escuchan lo comprenden mejor.

5) Como estrategia debes mencionar algún efecto negativo al llevar a cabo tu idea. El ser honesto en este momento demostrará que eres comprensivo y que contemplas todas las posibilidades. No te preocupes si crees que esto puede matar tu idea, el siguiente paso lo eliminará de manera sutil pero eficiente.

6) Aquí llega el momento de dejar muy claro los beneficios para tu audiencia (no importa si sólo se trata de una persona o una habitación llena). Diles cómo mejorará su vida o situación actual si te apoyan. Nadie compra o apoya algo que no otorgue beneficios.

7) Una vez mencionados los beneficios, es hora de mostrar las evidencias que prueban tu idea. Hasta no ver no creer. Puedes apoyarte con una de las 5 formas de evidencia: una experiencia personal, una analogía o metáfora, alguna afirmación dicha por una autoridad respecto a la solución que propones. Otro recurso son los ejemplos que hablen de situaciones comunes a las experiencias de la audiencia; o bien, utilizar estadísticas y porcentajes. Aquí te recomiendo que no uses evidencias que demuestren la existencia del problema sino su solución.

8) Posteriormente haz un resumen “astuto” y breve de la recomendación que propones en una sola frase (mientras más simple mejor).

9) Después, en una segunda frase, también breve, repite el o los beneficios más importantes que brinda el seguir tu idea.

10) Como último paso llega el momento más importante: señalar una acción que invite a poner en práctica tu idea sugiriendo una fecha fija para dar comienzo.

Pon estos sencillos, pero persuasivos, pasos en práctica y pronto verás mejorías al vender tus ideas de manera natural, pues no olvides que la mejor venta es aquella que es vista por el otro como una solución y no como una sugerencia impositiva.

Como experiencia personal te puedo compartir que este método en verdad tiene resultados cuando la pones en práctica.

Por último quisiera compartir contigo una regla infalible que un coach experto en ventas me enseñó:

“Una venta se gana en la investigación previa
y no frente al cliente”.

Haz de tu imagen una Herramienta de Éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s